Archive | Josemaría Escrivá RSS feed for this section

Encontrarás dragones

25 Mar

“No todos tienen paladar para lo divino”, dice el judío Honorio mientras muestra una semilla de cacao al niño Josemaría Escrivá en la chocolatería de su padre. ¿Y es divina la película de Roland Joffé Encontrarás dragones? Ciertamente está elaborada con materiales de calidad, según un proceso complejo y con una terminación cuidada. No sé si llega a ser divina, pero sí muy humana. ¿Auque, están tan distantes ambos conceptos?

A la pregunta casi metafísica de un periodista en la presentación a los medios, Joffé respondió que no sabe si Dios existe, pero considera importante preguntarse la cuestión y un reto abordarla a través del cine. “Me gusta hacer películas que traten sobre todo aquello que nos hace humanos: el amor, el perdón, el odio”.

Joffé tiene dentro un antropólogo que se sale por el objetivo de la cámara. Ciertamente el hombre es el único ser capaz de elegir actuar con amor o con odio. Y de eso trata precisamente esta película. Más allá de Josemaría Escrivá y a través de él. Más allá de prejuicios y correcciones políticas. Quien tenga honradez intelectual, quien tenga paladar para lo humano y/o para lo divino entenderá de qué va esta película.

Como en La Misión, Joffé propone dos vidas paralelas sometidas a contradicción que se desarrollan según distintas motivaciones. Josemaría y Manolo, amigos de la infancia, se enfrentan a dragones interiores allende los mares conocidos en los mapas antiguos. Hic sunt dracones. Como en sus grandes películas, el perdón vuelve a tomar consistencia de personaje y se queda con nosotros cuando terminan los créditos.

¿Mi opinión después de verla dos veces? No es La Misión II, pero me han gustado la osadía del director, la propuesta clásica de catarsis, el planteamiento de las historias. Cierto es que la primera vez que la vi, tanto salto en el tiempo (años 80, años 10 y años 30) me rompió el pacto de lectura y que encontré poco justificado el carácter retorcido de Manolo, pero aun así me enamoraron muchas secuencias, me convencieron casi todos los personajes y lloré, cosa importante en una película. Lloré por empatía, porque hay un momento en que el espectador asume el papel de Roberto y es golpeado en su interior por una pregunta esencial: ¿estás dispuesto a perdonar lo imperdonable?

La segunda vez, liberada ya de la estructura narrativa, pude disfrutar de cada secuencia y valorar los detalles como si fueran cuadros vivos. Pienso que es interesante verla dos o más veces, porque tiene varios niveles de lectura. Aunque, ¿se le debe pedir a una película ser revisitada para ser comprendida?  Quizá sí, como un buen libro, como un buen cuadro.

Casi tan interesante como la película fue la presentación a los medios, una rueda de prensa poco centrada en la película y demasiado en el Opus Dei, hasta lo cansino. ¿Por qué Josemaría Escrivá? Los actores han contestado que se sienten muy orgullosos de la película, que anima a ser mejor persona, que es un lujo trabajar bajo la dirección de Joffé. Porque, aunque la idea partió de un productor del Opus Dei, no se puede decir que la película sea de encargo. El guión ha sido reescrito completamente por Joffé que se comprometió a asumir la dirección si era único guionista. Además de asumir parte de la producción, lo que le otorga una libertad creativa incuestionable.

¿Qué le ha pasado al director de La Misión y Los gritos del silencio para comprometerse a hacer una película que –al menos en España- levanta ampollas? Que conoce muy bien al ser humano y cree en él, que se ha acercado al personaje de Escrivá sin prejuicios, y se ha encontrado con un héroe de su tiempo, que eso es para él un santo.

¿Por qué un personaje tan controvertido? –preguntaban los periodistas. Los santos –recuerdo que dijo Joffé, aunque no son palabras textuales- son siempre controvertidos porque se enfrentan a las inercias de su tiempo. Es más, dudo que se pueda ser santo y no ser controvertido. La vida se hace de una sucesión de momentos. Un santo es un hombre que pudiendo elegir, escoge el camino adecuado de forma continuada. Solo al final se ve que es un santo.

Encontrarás dragones: Un tema, el perdón, la reconciliación. Un marco, la guerra civil española. Un personaje, Josemaría Escrivá. Un destinatario: cualquier espectador del mundo, y de manera especial, el español. En medio, caminos de elección que se abren a la libertad humana. Véanla, y des pués, juzguen.

Algunos enlaces interesantes:
Rueda de prensa completa de Encontrarás dragones.
Entrevistas en la premiere mundial de Encontrarás dragones.