Archive | Deportividad RSS feed for this section

Inconclusiones

29 Jun

Necesitamos creernos lo que somos. Necesitamos gritar nuestro nombre y abrazarnos, da igual el motivo; y meterle un gol definitivo a los mezquinos generadores del odio y la disgregación.

 

En esos noventa minutos, yo estaré llegando al corazón de ESPAÑA, me bajaré del tren durante el segundo tiempo, me montaré en un taxi o en el metro. El taxi tendrá sus ventajas porque el taxista llevará la radio encendida, seguro. Quizá pasemos cerca de Colón y tendré tentaciones de bajarme, pero voy sola y me esperan. Se oirán clamores, las banderas colgarán de las ventanas y de las sonrisas. También habrá atascos. Si tomo el metro, los vagones irán vacíos y la tierra aguantará la respiración. No podré oír los goles, si los hay. Quizá no lo resista.

 

Pase lo que pase, el lunes esta entrada estará obsoleta, pero yo no regreso hasta el miércoles. Por favor, que para entonces alguno de mis lectores pite final de partido.

Bon Nadal

11 Jun

En una sociedad donde los deportistas se han convertido en mercancía del nacionalismo, de la biotecnología y de las grandes cadenas y clubes deportivos, la mayor victoria de este chaval de 22 años recién cumplidos es la del resurgimiento de la virtud. Ya lo decía Platón:

Si hay alguien en quien coincidan una hermosa disposición espiritual y cualidades físicas del mismo tipo que respondan y armonicen con ella, ¿no será éste el más hermoso espectáculo para quien pueda contemplarlo? (Platón, La República).

 

Y lo avalan los resultados:

 

6-1: “No soy el mejor del mundo, soy el número dos, eso es lo que siento. Además, creo que estoy más cerca del tres que del uno. Pero poco importa, lo importante es que tu tenis mejore”.

6-3 : “En los últimos años he sido el mejor jugador sobre tierra batida. Soy humilde, modesto, pero mi palmarés habla por sí mismo. Hay que ser respetuoso con el adversario. Siempre que entro en una pista pienso que puedo perder”.

6-0:”No tenía un resultado ajustado, no había tensión. Tengo un gran respeto por Federer, es un gran campeón y tenía que sentir algo realmente duro. Por eso no lo he celebrado. Perder una final de Grand Slam es siempre duro, yo he perdido en Wimbledon y lo sé”.