Propósito de la enmienda

11 Sep

Me llega por burofax la citación como TESTIGO de un juicio. Es la primera vez que participo en un proceso. Además de declarante da la casualidad de que soy víctima del delito de robo y que el sucedido de marras tuvo lugar hace tres años.

Podría generarme cierta curiosidad por novedoso o un sentimiento de buena ciudadanía. Pero el hecho de que el texto concluya: “le advertimos que de no acudir como testigo incurrirá en la multa de 200 a 5.000 euros”, me quita la emoción. 

Sobre la lentitud de la justicia no se menciona nada aunque sospecho que va implícito en la amenaza. Pasado el tiempo, pocas ganas y pocos recuerdos nítidos de los hechos quedan y la tentación de hacer novillos es casi irresistible para cualquiera.

Comprendo que son cosas del lenguaje administrativo (por cierto deplorable en su forma), pero me siento inculpada y a la vista del párrafo intimidatorio sólo me sale este propósito de la enmienda: nunca más colaborar con la justicia.

Anuncios

3 comentarios to “Propósito de la enmienda”

  1. adaldrida septiembre 11, 2009 a 14:00 #

    ¡Pero bueno!

  2. AnaCó septiembre 28, 2009 a 14:00 #

    ¡Toma ya!

  3. HELIOTROPO noviembre 3, 2009 a 14:00 #

    A esta misma conclusion llego uno que yo conozco el dia que detuvo a un hombre araña que habia robado en 8 pisos con escalo, procedimiento por el que llego a trepar hasta el piso 13 de un edificio de 14 plantas. El trepa para mas señas, se llamaba Fossati y era de Cádiz.
    Una vez y no más,…… Sto. Tomas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: