De callar no te arrepentirás nunca

18 Ago

Se lo advirtieron tarde: “En boca cerrada no entran moscas”. Para cuando decidió no despegar más los labios, se le había colado una. Aguantó todo lo que pudo sintiendo cómo la mosca le hacía cosquillas en el paladar y se posaba descarada en la muela del juicio. Cuando no pudo más de hambre se la tragó. Luego, sabiendo que había consumido lo único que le quedaba, se dispuso a morir. Tenía la conciencia tranquila.

2 comentarios to “De callar no te arrepentirás nunca”

  1. María Victoria agosto 18, 2009 a 14:00 #

    Llevas mas razón que un santo. Pero que bien te expresas

  2. batiscafo agosto 19, 2009 a 14:00 #

    Aojalá, amiga mía…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: