Skay

24 Oct

Resbala la lluvia sobre el skay. El sillón aguarda un día más el peso leve y familiar de su ama. Hasta ayer, la anciana se aferraba a las páginas otoñales del periódico en el hueco de su abrazo. Yo la veía desde la otra orilla de la pérgola que este año no visitaron los gatos. Pero hoy hace frío y el suelo se ha cubierto de hojas caducas de almanaque. Llora el sillón su orfandad bajo la custodia perenne de la araucaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: