Lunes perezoso

15 Oct

¡Qué lunes extraño! No hay crispación en los rostros ni conciertos desafinados por la calle. Se diría que es mañana de domingo y que nos asimos a un sueño resbaladizo segundos antes de despertar.

Y sin embargo, es lunes y es octubre. Huele a café y hay vestigios de alegría por las calles. Una mujer en bicicleta sonríe cómplice cuando cruzamos veloces el semáforo en rojo. Nos une el goce de la infracción.

El verano cierra el telón, pero antes regala un último bis de veleros azules sobre el fulgor de la tarde, de conversación como tierra arada y fértil, de bailes risueños y lecturas decadentes.

En el paladar queda el regusto almibarado y áspero de la carne de membrillo para sobrevivir a las tardes de invierno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: