El cajón de Carmen Calvo

3 Oct

Reconozco que tengo debilidad por Carmen Calvo. A pesar de todo, su tránsito por el Ministerio de Cultura fue una fuente de inspiración artística. Siempre es culturalmente saludable que haya motivos para la sátira y la ironía, como ocurrió con Morán o con Moratinos, que suena a palabra derivada, y ya se sabe que la mancha de mora con otra verde se quita.

Calvo dejó su cargo hace unos meses y los cajones del despacho lloran su marcha al son del himno nacional. Esos cajones deben ser como la caja de Pandora que desata vientos de guerra y una se imagina a la pobra ministra-fraila abriéndolos furtivamente cada tres días para meter dentro las nuevas letras que le mandaban los poetas de España, no fueran a dar la nota y se montara la parda.

“Las guardaba en un cajón donde guardo el corazón”, que diría Sabina. Y conste que no era por dejadez, no, sino por amor patrio: por salvar a España del mal de “autoenaltecimento”, que bien es sabido que es nuestro defecto principal.

“Tampoco le deberíamos de dar mayor pábulo”, porque no es algo en lo que “a España le vaya la vida”, Carmen dixi (y pixi). No, no. Mejor darle sólo un poquito de pábulo, lo justo, no vaya a ser que se nos suba a la cabeza esto de ser españoles y qué cosa tan fea. Que “mucho nos ha costado que arraiguen los símbolos nacionales después de cuarenta años de dictadura; mejor no tocarlos”.

Con lo saludable, molón y tolerante que queda ese “chunta-chunta”, compatible con todas los modelos de nación, que igual se puede cantar con “ch” que con “x”, para “vivir la bandera con absoluta normalidad”…

Anuncios

7 comentarios to “El cajón de Carmen Calvo”

  1. Terzio octubre 3, 2007 a 14:00 #

    Nefanda dama de nefasto día: Nunca debió salir de Cabra, su sitio y su especie.

    +T.

  2. Enrique octubre 4, 2007 a 14:00 #

    Qué entrada, tú. Muy bien escrita, con gracia y segundas intenciones. Enhorabuena.

  3. batiscafo octubre 4, 2007 a 14:00 #

    Ja, ja. A Carmen Calvo habría que recordarle la famosa frase del ministro Castiella a Solís a propósito del latín.

    Muchas gracias, Enrique. El mérito es de la ex-ministra de Cultura. Ya me gustaría que la gracia me acompañara habitualmente, pero me la tengo que currar. Sólo me consuelan las palabras de Picasso: “si llega la inspiración, que me pille trabajando”.

  4. Agus A-G octubre 4, 2007 a 14:00 #

    Todo un icono de lo que itnelectualmente es España. Que semejante ignorante, iletrada, necia y paleta haya sido ministra, y de Cultura. Me enerva.

  5. jose luis gonzález octubre 4, 2007 a 14:00 #

    A mí me enerva más que sólo es un síntoma, agus, de algo que está detrás, esa enfermedad social de los españoles que no lo quieren ser.

  6. batiscafo octubre 4, 2007 a 14:00 #

    Sí, sí, ¡qué culturón! Y cuanto más baja la media, peor, como el vídeo de las juventudes socialistas… El único que se salva es el cocodrilo.

  7. rocío arana octubre 4, 2007 a 14:00 #

    esta entrada es buenísima111

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: