El talante de Rosa Díez

6 Sep

Me gusta el talante de Rosa Díez. Albergo la esperanza de que, con ella, llegue la redención del manido término, que no es otra cosa que el “modo o manera de ejecutar algo”.

Propiamente, no indica calificación moral el vocablo. Se puede tener buen o mal talante, pero no cabe tener talante a secas.

Rodríguez Zapatero ha conseguido lo que nadie, y hay que reconocer que eso es un logro: primero hinchó de apariencia la palabra y después la conjugó de la peor manera, que es mediante la “ejecución” en su sentido más dramático.

O sea, que, al fin, encontró su propio modo o manera de ejecutar algo… o a alguien. Y así, han ido pasando por la cuchilla, y con talante, la familia, el derecho a la vida, la identidad sexual, la libertad de enseñanza, la paz social, el orden territorial, etc.

El talante de Rosa Díez se puede llamar también temple, que en su acepción sexta del DRAE significa: “Fortaleza enérgica y valentía serena para afrontar las dificultades y los riesgos”.

Me parece bastante definitorio. Ambas virtudes le han hecho falta a Rosa, tanto para salir con la cabeza alta de un PSOE que no deja margen a la discrepancia y a la libertad, como para arrostrar la puesta en marcha de un proyecto político basado en la honradez que sea una alternativa a la bipartitocracia.

Las voces de la prudencia carnal alertan de lo descabellado de la idea pero a mí –mientras voy leyendo los fines de la Plataforma PRO y las opiniones que ha suscitado la noticia, me invade la prisa porque el embrión adquiera pronto los contornos de un verdadero partido que colme los anhelos de los ciudadanos de bien.

Y también, un secreto placer al ver el miedo a perder votos que la entrada en escena de Rosa Díez ha despertado en uno y en otro partido. Y el hecho de que Rosa Díez sea socialista.

Me daría tanto gusto votarla…

Anuncios

16 comentarios to “El talante de Rosa Díez”

  1. Carlos RM septiembre 6, 2007 a 14:00 #

    Coincido bastante contigo, aunque me resisto a ilusionarme con partido o político alguno. Pero tal y como está el patio, me parece que será un gran servicio el simple hecho de que se cuestione esa bipartitocracia de la que hablas y que los grandes (partidos, medios de comunicación, empresarios…) nos quieren vender como inevitable. A mí también me daría mucho gusto votar por PRO, aunque sólo fuera PRO molestar.

  2. batiscafo septiembre 6, 2007 a 14:00 #

    O, por decirlo en positivo, para ventilar un poco, que está el aire político una “mijita enrarecido”. Ábranse puertas y ventanas y viva la iniciativa y la sana competencia. Me alegra, además, que alguien se preste voluntario a ponerle el cascabel al gato de las listas y el sistema electoral.

  3. Terzio septiembre 6, 2007 a 14:00 #

    Socialista al fín, lleva pareja todas las perversiones de la casta. Porque disienta de la piara de Zp en ciertas cuestiones de estado (en las que ella misma ha estado tan pringada tantos años), no merece pedestales. En absoluto. Porque del resto ideológico y sus consecuencias, seguro que no se apea.

    Me hacen gracias estas “conversiones parciales”; y de gente,en el fondo, tan “vedette”.

    Caquética-anoréxica-política, además.

    +T.

  4. batiscafo septiembre 6, 2007 a 14:00 #

    Ya, hombre, habrá que ver el programa completo. Pero, en sí, el proyecto me parece saludable.

  5. Carlos RM septiembre 6, 2007 a 14:00 #

    ¿Caquética? ¿Y eso qué es lo que es? En cuanto a lo de anoréxica, como cualquier enfermedad (y suponiendo que la padezca) no me parece que deba reprochársele, si es lo que Terzio hace, aunque me temo que no he entendido lo que quiere decir. Sobre Rosa Díez, al margen de otras posibles consideraciones, me parece que ha sido y es muy valiente frente al terrorismo (los terrorismos), y en eso es admirable.

  6. Terzio septiembre 6, 2007 a 14:00 #

    Tan “saludable” como el aspecto de la susodicha, que parece mordida por el Conde Drácula.

    Al fin, otro tercio en discordia y con perfil de la siniestra post-marxista; otro partiducho de la misma banda, con “vocación” de izquierda y ofreciendo “alternativas de progreso” en un marco que “apuesta por la tolerancia”. O algo así.

    La misma basura en otro estercolero.

    Con mil excusas, amable blogera de este Batiscafo. Pero si me ponen delante el trapo rojo del rojerío, me arranco incontinente.

    Las cosas.

    +T.

  7. batiscafo septiembre 7, 2007 a 14:00 #

    Ja, ja. El tiempo dirá. Yo la creo honrada y valiente. Y ambas virtudes me parecen necesarias en política.

    La he visto en situaciones incómodas en su partido muchas veces y valiente a la hora de defender sus ideas. No creo que todo sea un montaje de la izquierda. Bastante denostada está por muchos del PSOE.

    Obviamente un programa de gobierno incluye muchos aspectos, no se puede basar sólo en la lucha contra el terrorismo.

  8. jose luis gonzález septiembre 7, 2007 a 14:00 #

    Antes que nada, destacar la indudable valentía e integridad de gente como Savater, Martínez Gorriarán o Rosa Díez. Después, decir que en una cosa quizás Terzio tenga razón. Sabemos que -y ya es bastante de elogiar- esta gente se opone al PSOE en la cuestión quizás no más importante, pero sí más candente, hoy en política. Pero hay muchas otras cuestiones con las que creo que entramos en divergencia con gente de izquierda como Savater o Rosa Díez, cuestiones menos candentes, pero que quizás lo deberían ser más. En todo caso, yo votaré por PRO (se presenta por varias comunidades, creo que tb por la mía, la valenciana) aun teniendo yo carnet del PP, que cada día me pesa más en la cartera. Votar por PRO será sin duda un revulsivo en la política española. No creo que sea lo mismo voto de protesta que voto revulsivo, ¿no?

  9. Terzio septiembre 9, 2007 a 14:00 #

    ¿Un voto “repulsivo”, dices?

    Sin duda. Porque votar a ese PRO será, al fin, apoyar “opciones” pro-abortistas, pro-manipulación de embriones, pro-laicistas, pro-degeneración familar/social etc. etc. etc. y demás demases. Un voto “repulsivo”, sin duda.

    También discuto que esa mono-cuestión particular que les mono-fundamenta sea lo más candente de la política española. El “protagonismo” del desgraciado asunto de las Provincias Vascas, no debería existir, a estas alturas; ese partido PRO, si se consolidara, supondría otra garantía más para que ese apestoso protagonismo se perpetúe.

    Me temo.

    +T.

  10. jose luis gonzález septiembre 10, 2007 a 14:00 #

    Amigo Terzio, es curioso el discurso de aquellos que buscan polémica aun cuando los demás piensen que tienen razón. Verás que en mi comentario he hecho una distinción entre temas importantes y temas candentes, y he dicho que muchos temas más importantes deberían ser también temas más candentes. No sólo los que tú dices, sino también los que generan los que tú dices: aislamiento del hombre en una sociedad hostil, dominación técnica, capitalismo precoz. Hoy es imposible luchar a favor de la gracia y la dignidad sin hacer primero una distinción entre los conservadores del orden social, que hoy no es orden social, sino una perpetua rueda de producción y consumo, y los conservadores como sensibilidad, de su casa, su jardín, de las pequeñas cosas.

    Por lo demás, ¿el PP o el PSOE han actuado de modo distinto en los temas que mencionas? En absoluto. El PSOE, ya por naturaleza. El PP, por necesidad de ganar elecciones, ha hecho, en esos temas, de su capa un sayo. ¿Hizo algo el PP en ocho años, no digo para definir mejor la legislación sobre el aborto, de modo que tuviera menos goteras que permitieran saltársela, sino incluso para controlar a algunas clínicas famosas por su incontrol? No. ¿Las regulaciones del PP sobre células madre, embriones multiples, etc. fueron un umbral para las del PSOE? Sí.

    Así pues, si votar a unos o a otros no tiene diferencia en ese sentido, y si todos mantienen la misma posición en torno a los temas que has mencionado, y en torno en general a las bases del sistema (los gobiernos occidentales, se formen como se formen, son siempre gobiernos de coalición con la oposición) PRO es, por lo menos, aire fresco, por lo menos no es una de las dos oligarquías partitocráticas que nos gobiernan. Digo voto revulsivo porque, quizás, un voto importante a PRO llevaría a los partidos grandes a plantearse algunos asuntos.

    Amigo Terzio, siendo yo contra-revolucionario, pero no reaccionario, siempre me he sentido, no obstante, más cerca de la reacción que de la revolución. Pero, por algunos comentarios que le he leído, deberías pensar si tu reacción no está dejando de ser una cosmovisión, para pasar a ser una técnica de polémica. Te envío un fuerte abrazo.

    Jose Luis González

  11. Terzio septiembre 10, 2007 a 14:00 #

    Me alegro.

    Pero me parece que hemos cometido una descortesía invadiendo este espacio de Batiscafo con la diatriba.

    Mil veces sorry, Miss Batiscafo.

    (Aunque verás como repito embestida en cuanto surja la oportunidad. Contumacia impenitente, debe ser; o algo así).

    +T.

  12. jose luis gonzález septiembre 10, 2007 a 14:00 #

    Querido amigo Terzio:

    Yo también pido perdón a Mlle. Batiscafo si es preciso, aunque no creo que esté molesta porque haya debate en torno a un tema propuesto en el blog. Es algo bastante frecuente.

    Te agradecería, por otra parte, que tengas buena voluntad y no me embistas, que simplemente debatas conmigo o me critiques, cuando lo juzques conveniente. Tampoco vamos a criticar por criticar, ¿no? En todo caso, creo que el debate intelectual no es algo que tenga que ver con los sanfermines.

    Te mando un fuerte abrazo

    Jose Luis González

  13. batiscafo septiembre 11, 2007 a 14:00 #

    Bienvenido sea el debate.

    Comparto la visión de José Luis, aunque no su convicción en la orientación del voto próximo. Me gustaría que el contenido global del programa de PRO permitiera a mi conciencia votarlo con ciertas garantías.

    Siempre -y por eso esta entrada- aplaudiré iniciativas que manifiesten un acercamiento a la verdad, aunque sea parcialmente, venga de donde venga.

    Me parecería pobre esperar la ruína estrepitosa del que considero que está equivocado, o peor aún, albergar la sospecha permanente de que cualquier aproximación a la verdad no es más que una estrategia retorcida.

    Aún creo en las posibilidades del intelecto humano por conocer la verdad de las cosas, sobre todo de aquello que se refiera a su propia dignidad y la de los demás.

    Y, sobre todo, no considero, en absoluto, que otras posturas políticas la agoten. Ya escribiré algo sobre esto.

  14. Terzio septiembre 11, 2007 a 14:00 #

    Me inquieta ese “…Aún creo en las posibilidades del intelecto humano por conocer la verdad de las cosas…”

    ¿Aun? ¿Cabe duda? ¿Dudas?

    Inquietante, como decía.

    A parte de esto, lo del PRO, es para más marear la perdiz (y desde la misma banda que tanto ha contribuído a que las cosas estén como están).

    Esa iniciativa nace tarada con vicio de origen.

    +T.

  15. batiscafo septiembre 11, 2007 a 14:00 #

    No, yo no dudo. Y me alegro de que se trasluzca de tu post que tú tampoco…, pero me resultan “inquietantes” esos últimos párrafos algo contradictorios y atrincherados.

    Aun así, y puesto que estar pro o contra el PRO, es algo insustancial y opinable -no recibo comisiones, de verdad-, no le veo mucho sentido a mantener la llama sagrada de la discusión sobre el particular.

    Confiaré en tu confianza, pues…

  16. Terzio septiembre 11, 2007 a 14:00 #

    Pues.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: