Don Quijote. The End

24 May

quixote

No es aventurado imaginar a Orson Welles celebrando en las alturas la autentificación de la obra continuadora de El Quijote escrita por Shakespeare y Fletcher en 1612.

Welles, grandísimo admirador en su infancia y juventud tanto del Bardo de Avon como del Manco de Lepanto, habrá parlamentado con ambos todo lo largo y tendido que permite la Eternidad, sobre la recuperación, casi cuatro siglos después, de la historia de Cardenio, aquel joven enloquecido que don Quijote y Sancho encuentran viviendo como una fiera en las estribaciones de Sierra Morena.

El cineasta de Wisconsin que no pudo concluir su película sobre el hidalgo castellano por falta de presupuesto y por la visita inexorable de la muerte, estará hoy feliz entre los dos grandes de la Historia de la Literatura soñando dónde colocar al Cardenio shakesperiano en su versión sesentera y truncada de Don Quixote.

Y reirá al pensar que, gracias al dramaturgo inglés, ya puede dar respuesta con todo el sentido al título con que amenazaba acuñar su obra de tanto como le preguntaban por ella los periodistas: “¿Cuándo va a terminar Don Quijote?” .

Anuncios

2 comentarios to “Don Quijote. The End”

  1. adaldrida mayo 25, 2007 a 14:00 #

    Cine, cine… y periodismo. Buena mezcla.

  2. batiscafo mayo 25, 2007 a 14:00 #

    ¡Y literatura!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: