Remembranzas

13 Mar

Una amiga gadita, bueno, cañaílla -que no es lo mismo-, me envía fotografías de un Cádiz de mediados del siglo pasado, que me trae remembranzas al cuadrado: de los veranos de mi madre niña, y de mi infancia y adolescencia en la Tacita de Plata.

Yo llegué a Cádiz con Naranjito y la muñeca Rosaura. La fisonomía del Paseo Marítimo había cambiado considerablemente. Apenas quedaban casitas bajas, y en su lugar habían emergido grandes edificios que hacían sombra sobre la playa -que tiene delito-, pero aún quedaban algunos vestigios de la época que recoge esta imagen: el murete donde acabábamos todos los bañistas -con toallas y sombrillas incluídas- cuando subía la marea y se comía literalmente la costa; los vestuarios de rayas, aunque ya no fueran de tela sino de obra; y el antiguo Hotel Playa Victoria que siempre conocí en estado de abandono, pero donde, si prestaba atención, aún podía oír los compases de la música en las veladas nocturnas, mientras mi madre, con trenzas, soñaba con bailar con un chico guapo y atento, como sus hermanas mayores.

Y otro sonido que no percibo en esta foto, pero que seguro que está: la salmodia del vendedor ambulante de mariscos: ¡Hay cangrejo, camarone y booooooca!

Anuncios

4 comentarios to “Remembranzas”

  1. Carlos RM marzo 15, 2007 a 14:00 #

    Preciosa palabra, remenbranza. Yo sólo he estado un par de días en Cádiz, hace unos años. Entonces escribí: Cádiz tiene todo lo que cuentan de él: el mar le da forma, una poderosa evocación —o una inspiración— americana, caras y acentos de muelle, una suciedad antigua y un brillo tardío. Me impresionó la playa de la Caleta mientras el sol, enorme y naranja, se ponía detrás del Castillo de San Sebastián; pero también sus calles estrechas y adoquinadas, sus ventanales acristalados y las gaviotas.

    Hacía días que no dejaba miguitas de pan, pero que sepas que sigo pasando por aquí.

  2. batiscafo marzo 15, 2007 a 14:00 #

    ¡¡Se agradecen las miguitas y las pinceladas impresionistas de Cádiz!! No hay nada comparable a vivir junto al mar. Tú lo sabes bien. Eres un afortunado. Cádiz no es una isla, pero es lo más parecido a ella.

  3. Valea marzo 15, 2007 a 14:00 #

    Un servidor vie lejos del mar, pero algún día lo que veré desde la ventana de mi habitación será el romper de las olas. Hasta entonces, me conformo con mis fotos atlánticas dispuestas en la librería…

    Al menos la vida me concede un respiro, y de miércoles a viernes podré disfrutar de una habitación junto al mar, precisamente en tierras gaditanas.

    Entre reunión y reunión seguro que se nos permite un respiro, y trataré de imaginar vestuarios de rayas al borde de la arena…

  4. batiscafo marzo 16, 2007 a 14:00 #

    ¡Qué suerte, quillo!, por usar una forma castiza editable. Tratándose de Cádiz, lo más genuino sería decir otra cosa. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: