Roscón de Reyes

7 Ene

El día después de Reyes sabe a nata agridulce de roscón. Es uno de esos islotes de la infancia que resisten al paso del tiempo, como los domingos o el último día de vacaciones de verano.

De chica no entendía porqué los Reyes tardaron tanto en ir a ver a Jesús. Podían haber ido al día siguiente o a los dos días, y ahora todos los niños del mundo tendrían mucho tiempo de vacaciones por delante para jugar con sus regalos.

Para evitar el sofocón, siempre caía algún juguete por Navidad, que en las casas cristianas traía el Niño Jesús y en las demás Papá Noel, siguiendo las leyes de la competencia desleal. Pobre San Nicolás, quién se lo iba a decir…

El primer día de cole después de Navidad, o sea mañana, era un día marcado por la envidia hispana. A eso también nos gusta jugar a los mayores.

Anuncios

Una respuesta to “Roscón de Reyes”

  1. Carlos RM enero 7, 2007 a 14:00 #

    Yo estoy casi preocupado. Este año nada de nervios la noche de Reyes, nada de esa sensación agridulce que comentas y que entiendo. Pero todo tiene su lado bueno, mañana no competiré con nadie midiendo regalos. Sólo hubo un destello, un pellizco, un temblor como de confetti por el aire: el día 5 por la tarde, antes de la Cabalgata, vi llegar a los camellos a la plaza desde la que salía. Sólo los camellos, sin Reyes, pero sentí algo. A mí también me dejaba un regalito el Niño Jesús, pensaba que era una “excentricidad” de mi casa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: