Cierre de edición

26 Dic

Que se detengan las rotativas,
hercios y megabytes paren su curso.
Vida, no me desgranes
el anuario de tus desdichas.

Me repugna tu circo
de hombres que comen perros
y devoran carne humana:
la feria de tus vanidades

donde a cualquier precio
se alquila una estrella
y por treinta monedas
se entrega al hermano.

Este fin de año reivindico
la exclusiva del pan de cada día,
el obituario de tu corazón infartado,
el anuncio de los pasos perdidos.

Quiero despertar
con el crimen de tu silencio.
Que vuelva a ser noticia
el perro que mordió al hombre.

(Nota del autor: lo siento, me ha dado por desafinar últimamente. Espero ir mejorando).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: