Antitópico

24 Oct

Sevilla también es un cielo mutilado

y unos sauces desangrándose en el río.

Anuncios

4 comentarios to “Antitópico”

  1. eclisada octubre 24, 2006 a 14:00 #

    No estoy de acuerdo con la primera frase. Sevilla no es un cielo mutilado, es un cielo azul precioso que ciertas personas sin principios nos lo quieren mutilar.

  2. batiscafo octubre 24, 2006 a 14:00 #

    En fin, las metáforas no necesitan explicación, pero lo haré por tratarse de una sevillana herida.

    En realidad lo que digo no es más que un piropo.

    Ayer, cuando venía andando de Plaza de Armas por el río, vi una estampa que me encantó. El cielo estaba gris plomizo, a punto de estallar, y el río tenía el mismo verde de los árboles. Parecía que fueran los árboles los que le daban color al río, como si se desangraran.

    Pensé en cuántas veces se habla del cielo azul de Sevilla, del color y de la luz, cuando esta ciudad está preciosa también con lluvia. No en vano “La lluvia en Sevilla es una pura maravilla”, que diría “My fair lady”.

    Ayayay! Que todo hay que explicarlo…

  3. Elentir octubre 24, 2006 a 14:00 #

    Si Sevilla tiene un cielo mutilado, aquí en Vigo se nos está cayendo a cachos encima de nuestras cabezas.

    Sobre lo que comenta Batiscafo de la lluvia, ésta tiene la ventaja de volcar un manto impresionista sobre todo lo que toca. Mirar Santiago bajo la lluvia, por ejemplo, es como ver a través de un sueño. De hecho, se suele decir que en esa ciudad, la lluvia se hace arte (aunque esto se puede interpretar también como un poético consuelo de los compostelanos ante el hecho de vivir en la ciudad más lluviosa de Galicia…).

    En lo que respecta a la lluvia, hay un poema magistral de Lorca precisamente dedicado a Compostela, “Madrigal á cibdá de Santiago”:

    Chove en Santiago
    meu doce amor
    camelia branca do ar
    brila entebrecida ao sol.

    Chove en Santiago
    na noite escura.
    Herbas de prata e sono
    cobren a valeira lúa.

    Olla a choiva pola rúa
    laio de pedra e cristal.
    Olla no vento esvaido
    soma e cinza do teu mar.

    Soma e cinza do teu mar
    Santiago, lonxe do sol;
    agoa da mañan anterga
    trema no meu corazón.

    Aunque queda muy mal traducir joyas como ésta (el gallego es una lengua muy poética), la traducción aproximada sería ésta:

    Llueve en Santiago
    mi dulce amor
    camelia blanca del aire
    brilla entenebrecida al sol.

    Llueve en Santiago
    en la noche oscura.
    Hierbas de plata y sueño
    cubren la vacía luna.

    Mira a lluvia por la calle
    lamento de piedra y cristal.
    Mira en el viento desvanecido
    soma y ceniza de tu mar.

    Soma y ceniza de tu mar
    Santiago, lejos del sol;
    agua de la mañana antigua
    tiembla en mi corazón.

    Ay… Estos versos describen Santiago con una precisión que llega a lo más profundo del alma.

  4. Agus octubre 25, 2006 a 14:00 #

    Batiscafo, supongo que sabrás que la V.O. de My fair Lady, película que pude contemplar hace un par de semanas, no dice eso de Sevilla, ¿no?, sino algo así como “The rain in Spain stays mainly in the plain”. No quería romper hechizos, pero las cosas como son.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: